¿Vale la pena salvar una relación? 8 señales para saberlo.

Vale la pena salvar una relación

¿No sabes si luchar por salvar tu relación? En el siguiente artículo conocerás 7 señales que te indicarán si vale la pena que luches por ella.

El principio de toda relación es como un cuento de hadas. Todo es nuevo y maravilloso, hay miles de cosas de que hablar, planes y sueños por cumplir.

A pesar de tanta felicidad, en algún momento llegan las peleas y en el caso de algunas parejas, el tortuoso destino de terminar la relación. Los conflictos y las etapas difíciles sacan a relucir todo lo que no nos gusta de nuestra pareja.

Esto hace que nos preguntemos ¿Vale la pena salvar la relación? En muchas ocasiones sólo queremos encontrar la solución más fácil e inmediata, y esta es por supuesto términar.

No obstante queremos que evalúes la situación y determines si vale la pena luchar por la relación. Si no lo haces, en el futuro podrías arrepentirte y cuando lo hagas es probable que sea demasiado tarde.

Vale-la-pena-salvar-una-relación-2

7 señales que te indican si debes salvar una relación.

Actualmente, son más las relaciones que terminan que las que peduran. Nos hemos convertido en personas muy exigentes a la hora de escoger a nuestra pareja y hemos perdido la capacidad de querer al otro tal y cómo es; con sus cualidades y defectos.

Es cierto que el amor, la atracción y la pasión son muy importantes para mantener viva la llama de una relación. No obstante, estos factores cambian en el tiempo, por lo cuál el compromiso y la entrega terminan siendo elementos más importantes en el largo plazo.

Por este motivo, queremos que prestes mucha atención a los siguientes parrafos y conozcas las 7 señales que te dirán si vale la pena salvar tu relación:

1. Todavía disfrutas el tiempo que pasas con tu pareja.

Es probable que últimamente tú y tú pareja hayan estado de pelea en pelea, pero si aún disfrutan parte de su tiempo juntos tal vez vale la pena que luches por tu relación. Si todavía ríen juntos y consideras a tu pareja tu persona favorita, eso es una señal positiva.

Por otro lado, si ya no aprecias los momentos de pareja y estás intentando evitar pasar tiempo con el/ella, eso es un motivo suficiente para decidir darle fin a la relación.

Lee también: Las 17 mejores películas románticas en Netflix para ver en pareja.




2. Los problemas no están directamente relacionado con la relación.

Algunas parejas permiten que factores externos a la relación terminen por arruinarla. Los problemas laborales e incluso las familias son algunos ejemplos.

Si este es el caso, habla con tu pareja y piensen en la posibilidad de darle solución a estos problemas sin la necesidad de que la afecte. A fin de cuentas, si la relación mantiene sus valores, el respeto y sobretodo el amor, no vale la pena que factores externos la arruinen.

3. Todavía confías en tu pareja.

Sin confianza es muy difícil que exista buena comunicación. Esto termina por arruinar la intímidad.

Si no existen estos elementos es muy difícil abrirte hacia tu pareja para expresar tus sentimientos, tus inquietudes, y sueños. Lo cuál definitivamente solo apunta hacia una pésima relación.

Sin embargo, si la confianza continúa y es mutua, es muy probable que puedas salvar tu relación. La confianza es un elemento clave en las relaciones saludables. Si dos personas confían la una en la otra, si saben que se respaldan mutuamente pase lo que pase, existe una base sólida para continuar.

Lee también: 6 tips para generar confianza en una relación de pareja.

Vale-la-pena-salvar-una-relación-3

4. No se ha perdido el respeto.

Algunas relaciones se deterioran al punto de perder el respeto que tiene el uno por otro. No obstante, si todavía sientes un profundo respeto por tu pareja, tienes en cuenta sus opiniones y te sientes orgulloso/a de la persona que tienes al lado, lucha por tu relación.

En una relación saludable cada persona valora el pensamiento y las ideas del otro sin importar si se está en desacuerdo. Se quiere a la persona tal y cómo es.

Si tu relación ha llegado al punto de usar malas palabras y tratarse realmente mal cuando están enojados, es una muestra de que han perdido el respeto y es mejor no continuar.

5. Compartes los mismos valores con tu pareja.

¿No logras ponerte de acuerdo con tu pareja en muchas cosas? No te preocupes, es normal. Así es la vida en pareja. Lo importante es que compartan los mismos valores e ideales.

Dos personas nunca van a estar de acuerdo en todo, pero si comparten los mismos valores encontrarán formas de solucionar sus conflictos y continuar. Son los valores y la confianza los que conforman las bases de una buena relación.




6. Si reconoces que los problemas de la relación son tu culpa.

Si este es el caso, habla con tu pareja y trata de cambiar aquello que está impidiendo que las cosas funcionen. Mientras esto no esté en contra de tus valores, no te cuesta nada intentarlo.

Por otro lado, es posible que ambos sean parte del problema y depende de ambos llegar a acuerdos, Hay dos personas en una relación y ambas contribuyen a la salud y estabilidad de la misma. Probablemente sientan que nadie tiene la culpa cuando en realidad los dos la tienen.

7. Si la otra persona todavía te exita.

En el libro «If the Buddha dated», su autor, Dr. Charlotte Kasl afirma lo siguiente: Si dentro de una escala de 1 a 10, una persona no representa para tí al menos un 7 según su atractivo físico, probablemente no deberías iniciar una relación con el/ella. Lo mismo sucede cuando tomas la decisión de salvar una relación.

Tu pareja debe ser atractiva para tí sin importar que piensen tus amigos o familia. La atracción física y sexual trasciende el aspecto físico de las personas y varia según nuestros gustos y personalidad.

Aunque el humor sexual cambia con el tiempo y tal vez no sientas esa gran pasión que sentias al principio de la relación, si aún ves a tu areja con deseo y la pasan muy bien cuando están juntos, esta es una buena señal para luchar por tu relación.

Lee también: Señales de que una mujer está sexualmente atraída por tí.

Vale-la-pena-salvar-una-relación-4

Conclusión.

No existen reglas para saber si vale la pena salvar una relación. Sin embargo, estas 7 señales pueden indicarte si la tuya merece un esfuerzo de tu parte. Si tu respuesta es sí a la mayoría de ellas, no lo dudes, inténtalo de nuevo.

Ten en cuenta los motivos que han causado que tu relación empeore y habla con tu pareja. Mientras ambos estén dispuestos a poner de du parte, siempre habrán opciones para solucionar los problemas.

El amor no es solo atracción y cosquillas en el estómago. Una relación exitosa requiere de paciencia y sacrificios. Al final más que sentir, es necesario tomar la decisión de comprometerse 100% hacia tu pareja.