15 tips para disfrutar del sexo anal y practicarlo siempre.

sexo anal

En este artículo conocerás 15 cosas que debes tener en cuenta para que al practicar sexo anal, sea más placentero y seguro.

Estamos en el año 2019 y el sexo anal conserva mucho mitos aún. Estos son algunos:

  • Los hombres heterosexuales no lo pueden practicar.
  • Es completamente doloroso.
  • Debilita los músculos anales.

Aunque más allá de la falta de información hay muchas personas que se deciden a tener sexo anal, bastantes personas lo hacen incorrectamente; y como resultado la relación puede ser insatisfactoria y hasta insegura.

Sin embargo, con la información necesaria no debe ser así. Incluso, terminarás amando el sexo anal, ya que se pueden tener orgasmos y abrirás otro camino para darle más vida a tu vida sexual.

Sin más que decir, a continuación encontrarás 15 tips que harán del sexo anal una gran experiencia.

15 Tips para disfrutar del sexo anal.

No sientas que hacerlo es obligación.

Aunque es un paso que abrirá una puerta a muchas posibilidades en tu vida sexual, debes tener completa seguridad al intentarlo.

Si tu pareja te fuerza o te chantajea emocionalmente, no es la persona indicada para ti.

sexo anal 1

Hazlo con alguien que te respete.

Intenta que tu primera relación de sexo anal, sea con una pareja estable que tenga la paciencia y delicadeza necesaria. Al comienzo puede ser doloroso y lo último que necesitas es alguien que no piense en ti y en lo que estás sintiendo.

Relaja el cuerpo.

Debes relajarte, de lo contrario la penetración puede ser muy dolorosa. La razón es que al final del recto hay 2 músculos que rodean el ano, y juntos conforman el esfinter anal; el cual tiene como función «cerrar» y «abrir».

Si no estás relajada, dejas menos lugar para la penetración, haciendo que pueda doler bastante y sin necesidad. Es por eso que para el juego previo, un masaje es una excelente alternativa.

relajación

Cuida tu dieta.

Es común pensar que por ser una penetración anal, el juguete o pene que se introduzca, saldrá con restos de heces fecales. Sin embargo, si has comido saludablemente, el final del recto estará limpio.

Es por esto que si sabes que tendrás sexo anal, procura no consumir alimentos que te puedan producir diarrea. Porque en ese caso sí es muuuuy probable que hayan restos.

Usa protección.

En caso que no supieras, a través del sexo anal puedes contraer enfermedades de transmisión sexual; por eso es importante el uso de condón.

Tanto así que mediante la penetración vaginal hay menos riesgo de contagio. Así que no permitas que disfrutar un rato, te impida disfrutar el resto de tu vida.

sexo anal 3

Antes de conocer otro tips para disfrutar el sexo anal, quiero pedirte un favor. Simplemente vota de 1 a 5 para saber qué tal te ha parecido este artículo hasta ahora. ¡Muchas gracias!

Continuemos…

Conoce tu cuerpo y su potencial.

Antes de hacerlo con tu pareja, experimenta por tu cuenta. Por ejemplo cuando te bañes, introduce un dedo por el ano y «explora». El agua, jabón y relajación, harán que sean mucho más agradables esas primeras experiencias.

Te darás cuenta que no causa dolor y lentamente perderás el miedo a probar con algo más grande 😉

Sentirás que debes hacer del cuerpo, pero no es así.

La reacción natural apenas se da la penetración anal, es sentir que necesitas hacer del cuerpo. Sin embargo no es así. Simplemente continúa, después de unos pocos minutos la sensación desaparecerá.

Usa lubricantes.

A diferencia de la vagina, el recto no produce lubricante natural; y al ser mucho más estrecho es mejor que lo lubriques. De esta forma podrás disfrutar mucho más y evitarás lastimar el recto.

Empieza la estimulación con juguetes pequeños.

Si empiezas de una vez con el pene, o con un juguete relativamente grande, es posible que te duela. De lo contrario, si comienzas usando un «butt plug», el ano se relajará y será más fácil hacer la transición.




Además, si en el juego previo tu pareja ve que te estás preparando para tener sexo anal al estimularte un poco; te garantizo que eso la calentará bastante.

Controla la velocidad.

Ya seas tu o tu pareja la encargada de la penetración, es importante no empezar a toda velocidad. Recuerda que el recto es muy estrecho y si el sexo anal no se practica con delicadeza, al menos empezando, se puede lastimar y crear fisuras.

Por ese motivo son muy importantes los lubricantes, el respeto y la paciencia.

límite de velocidad

Prueba diferentes posiciones.

Al igual con la penetración vaginal, hay posiciones que hacen que las mujeres se sientan más cómodas; y por lo tanto más satisfechas. Así que experimenta cómo te sientes mejor. Encima, en 4, acostada/o boca abajo…tú sabrás.

Ten 100% de honestidad con tu pareja.

Aunque tengas la mejor voluntad para empezar a tener sexo anal, las primeras veces puede no ser tan sencillo. Por lo tanto, si no te sientes cómoda, díselo a tu pareja.

La puerta al sexo anal no se abre en el primer intento, así que no querrás tener experiencias traumáticas que te lo impidan disfrutar de por vida.
Ve por pasos y eventualmente, no podrás tener relaciones sin un poco de sexo anal.

Estimula varias áreas.

No olvides que el cuerpo tiene muchas zonas erógenas, así que mientras disfrutas del sexo anal, tu pareja o tú, puedes estimular otras áreas al mismo tiempo.

No intercales penetración anal y vaginal con el mismo juguete.

Es muy importante conservar la higiene al máximo. Recuerda que el recto puede micro-fisurarse y se vuelve un campo perfecto para las bacterias y virus.

Si no te gustó, dale una segunda oportunidad.

Como te he comentado varias veces durante este artículo, aprender a tener sexo anal difícilmente lo harás al primer intento. Así que dale más oportunidades, te garantizo que disfrutarás bastante.

Conclusión.

El sexo anal es una práctica increíble para disfrutar, ya sea por tu cuenta o con una pareja. Pero si no tienes experiencia, debes hacerlo por pasos y tomando las recomendaciones que te compartí 🙂

También te puede interesar.