Cómo manejar una relación amorosa en el trabajo.

Manejar una relación amorosa en el trabajo

En el siguiente artículo conocerás las mejores estrategias para manejar una relación amorosa en el trabajo, sin que afectar tu carrera y tu futuro.

Irónicamente, la mayoría de empresas manejan políticas para prohibir las relaciones entre empleados, siendo este es el sitio más común para conocer a alguien.

Después de todo, pasamos mucho tiempo compartiendo con nuestros compañeros de trabajo. Esa proximidad abre muchas posibilidades a conocerse y por consiguiente a gustarse.

Estudios han demostrado que cerca de un tercio de las relaciones comienzan en el trabajo y que son las más propensas a casarse. Busca en tu grupo de amigos y verás que gran parte de ellos tienen una relación con alguien que conocieron en el trabajo.

A continuación conocerás por qué sucede esto y por qué es importante saber cómo manejar una relación amorosa en el trabajo.




¿Por qué es común comenzar una relación amorosa en el trabajo?

El experto en relaciones y coach de parejas, James Preece, afirma que existe un principio psicológico llamado «Principio de familiaridad» o el «Principio de la mera exposición» que explica esto.

Este principio dice que tienden a gustarnos las personas similares a nosotros. Por este motivo, entre más tiempo pases con alguien, será más fácil encontrar cosas en común. Es decir, habrán más oportunidades de conocerse y por último, gustarse.

Amy Nicole Baker, profesora de psicología en la Universidad de New Haven afirma lo siguiente: «Cuanto más familiarizado estés con tu compañero/a de trabajo, más probable es que se sientan atraídos el uno por el otro».

Manejar-una-relación-amorosa-en-el-trabajo-2

¿Por qué debes saber cómo manejar una relación amorosa en el trabajo?

Sencillamente porque dentro del ambiente laboral existen intereses que están por fuera de la relación. Por otro lado, enamorarse de un/a colega de trabajo, puede nublar nuestra capacidad para tomar decisiones que beneficien nuestra carrera y lugar de trabajo.

Adicionalmente, ¿qué pasa si la relación no funciona y ambas partes terminan en malos términos? Por este motivo las empresas tratan de evitar relaciones amorosas entre sus empleados.

Art Markman, profesor de psicología y marketing en la Universidad de Texas, propone la siguiente situación:

«Si estás saliendo con un compañero/a de trabajo, ¿pones primero los intereses de la empresa o del individuo?

Así mismo, Markman afirma que existe la posibilidad de poner tu reputación en juego. Esto se debe a que tus otros compañeros pueden pensar que tienes segundas intensiones.

Si empiezas una relación con una persona en un cargo más alto, tal vez estés buscando una promoción. O por el contrario, si tu pareja está en un cargo inferior, podrías tener un trato preferencial con ella/él.

Estrategias para manejar una relación amorosa en el trabajo

Ahora que conoces algunos de los riesgos, es necesario que sepas cómo manejar esta situación. Lee atentamente las siguientes estrategias.




1. Estudia las políticas de la compañía.

Muchas compañías prohíben a los empleados salir no solo con compañeros de trabajo, también con clientes o proveedores.

Así que asegúrate de investigar antes de comenzar una relación. No querrás sabotear una promoción por un descuido.

Sin embargo, más y más compañías están eliminando este tipo de normas, debido a que son difíciles de controlar y la tendencia a que ocurran estos romances no disminuye.

No obstante, es importante que vayas un paso adelante y comprendas que puede que esas sean son las políticas de la compañía, y que por algo están ahí.

2. Entiende la cultura de la empresa.

La cultura de la empresa en cada oficina es muy diferente. Por ejemplo, en el area de tecnólogía cada equipo trabaja en conjunto por un mismo objetivo y se crean relaciones muy estrechas. El ambiente es más informal y permite una mejor comunicación.

En este caso es más probable que si tus compañeros ven que te gusta alguien de la empresa, lo vean con buenos ojos y se alegren por ti.

Por otro lado, las empresas involucradas en inversión y finanzas manejan una atmosfera mas formal y competitiva.

Cada individuo quiere ser el mejor sin importar cómo hacerlo. En este caso, manejar una relación amorosa en el trabajo se complica; ya que tus colegas podrían utilizar esa información a su favor.

Nadie más que tú podrá juzgar en qué tipo de empresa se encuentra. Pero ten esto en cuenta si tienes una relación o sabes que puede suceder algo con un compañero/a de trabajo.

Manejar-una-relación-amorosa-en-el-trabajo-3

3. Empieza en secreto.

Sin duda alguna la mejor forma de empezar es siendo discretos. No es bueno divulgar tu situación sentimental; al menos hasta cuando sepas la seriedad de la misma.

Esto evitará enfrentamientos, cuestionamientos y problemas al inicio de la relación. Lo último que quieres es tener a media oficina metiendo las narices en tus cosas.

No importa qué tan discreto creas que eres, es probable que alguien sepa algo. Nunca envíes correos electrónicos personales a tu pareja utilizando los computadores de la oficina. Trata a tu pareja como un/a colega más. Puede parecer difícil, pero si lo haces con cautela, hasta puede convertirse en algo divertido.




4. Aléjate por completo de tus superiores o subordinados.

Es claro que la cabeza no manda en cosas del corazón. Si alguien te gusta, no va a importar qué cargo tenga.

No obstante, evita al máximo una relación con tus superiores o subordinados. Según estudios, las percepciones de los empleados frente a este tipo de relaciones son siempre negativas. Esto se da porque los conflictos de intereses son más obvios.

Los miembros de la empresa siempre juzgarán la objetividad laboral de la pareja. Adicionalmente, para los miembros de la relación será más difícil tomar decisiones teniendo siempre en cuenta los intereses de la empresa.

Aunque algunas de estas relaciones funcionan, lo más conveniente será pedir un cambio a otro departamento. De esta forma, seguirás con tu relación sin afectar tu trabajo.

5. Controla tus emociones.

El control de tus emociones es vital en todos los aspectos de tu vida. Sin embargo, podría salvar tu trabajo en este caso particular.

Si pensabas que los celos eran un desafortunado elemento de una relación común, te sorprenderá el nivel que alcanzas en las relaciones de trabajo.

Necesitas estar preparado para ver a tu pareja lograr un ascenso o ser la favorita del jefe. Probablemente ambos están persiguiendo el mismo cargo y serán competencia.

Si crees que puedes soportar esa situación y manejarla con madures, estás más cerca de lograr manejar una relación amorosa en el trabajo.

Manejar-una-relación-amorosa-en-el-trabajo-4

6. Establezcan un espacio para estar solos.

Tener una relación con una persona que trabaja contigo, significa que pasarán mucho tiempo juntos. En ocasiones, más tiempo del que deberían.

Toda relación necesita espacio, por lo cuál manejar una relación amorosa en el trabajo puede complicar las cosas más rápido de lo que crees.

El mejor regalo que puedes darle a alguien es la oportunidad de extrañarte. Así que no tengas miedo de poner un poco de distancia para que ambos puedan disfrutar de su espacio.

7. Prepárense en caso de terminar.

Como bien sabes, es posible que tu romance no funcione. Por lo cual debes estar preparado.

El problema en este caso es que seguirás viéndote con tu ex-pareja. Incluso es es posible que deban seguir siendo miembros del mismo equipo de trabajo.

El consejo es:

Mantén el profesionalismo.

Lo mejor es continuar como si nada hubiera pasado y esperar que tu ex-pareja haga lo mismo. Si te resulta demasiado incómodo, lo mejor es cambiar de departamento o dejar tu trabajo. Recuerda que entre menos drama haya, todo será mucho mejor.

Conclusión.

Las probabilidades de caer en una relación amorosa en tu lugar de trabajo son muy altas. Aunque no es aconsejable, algunas relaciones que inician en el ámbito laboral son exitosas y terminan en matrimonios estables.

Es importante sellar tu relación e intentar ser lo más discretos posible. Lo más probable es que los mayores enemigos de esa relación sean sus propios compañeros de trabajo.

Establece reglas desde el principio y prepárate en caso de un rompimiento. Si consideras que tu trabajo es más importante que tu relación, y viceversa, sé muy claro al empezar.

También puede interesarte: